Nahid

Nahid, el segundo largometraje de la iraní Ida Panahandeh, llega este viernes 12 a unas salas españolas en las que la sequía de cine persa de estos últimos años en comparación con épocas anteriores ha sido palpable. Aislándonos de las circunstancias siempre aleatorias que rodean a los circuitos de distribución y exhibición, podemos apreciar que el maestro Abbas Kiarostami no rueda en su país natal desde 2008 y Jafar Panahi saca adelante su necesidad creativa con trabajos clandestinos ante la prohibición gubernamental que pende sobre él, mientras otros cineastas como Mohsen Makhmalbaf han desarrollado también sus últimos proyectos lejos del país. Con este panorama, resulta tentador dar por sentado que la brutal opresión que se cierne sobre los creadores en Irán ha cortado las alas a la que fue una de las cinematografías más sugestivas del planeta, que ahora tiene en Asghar Farhadi al principal faro que ilumina sus tendencias más recientes. Nahid, la historia de una madre soltera que se abre camino entre los prejuicios sociales y las imposiciones del sistema, pone de manifiesto la inmediata herencia del director de Nader y Simin en su desarrollo, más interior que exterior y que se sirve de puertas, espejos y ventanas para subrayar visualmente la encrucijada en la que se hallan sus protagonistas. Más allá de considerar lo que puede suponer la imposición de una nueva marca homologada para los festivales, su paso por Cannes y Valladolid es sólo la punta del iceberg de la última ebullición de un cine persa que se rebela como puede contra las crecientes ataduras.

Con el título de “El último cine iraní”, Casa Asia programa este mes de febrero en el Cine Doré de Madrid una selección de nueve películas actuales que se propone acercarnos el panorama creativo de ese otro cine hecho en Irán, con potencial para abordar las problemáticas del país y golpear más allá de las fronteras locales, pero que a menudo no consigue abrirse camino más que de forma muy limitada. De forma paralela a esta variopinta programación, que puede consultarse detalladamente aquí, hemos elaborado una lista de otras diez películas iraníes de los últimos tres años inéditas en las salas comerciales españolas, que demuestran la existencia de un panorama fértil tras la mezquindad del poder e incluso logran despedazar nuestras propias ideas preconcebidas sobre el cine local.