Rinku Rajguru en Wild (Nagraj Manjule, 2016)

Rinku Rajguru en Wild (Nagraj Manjule, 2016)

En la décima jornada del festival y con los premios ya anunciados es un momento perfecto para dejar de lado la sección oficial y recuperar y explorar algunas de otras secciones. La india Wild (Nagraj Manjule, 2016) se configura como una épica historia de amor que sigue a dos jóvenes de castas distintas en su coqueteo e idilio amoroso y las consecuencias que traerá cuando se enteren sus familias. Su primera parte se dedica a crear un colorido, bello y enérgico romance salpicado con multitud de momentos musicales. En ella la personalidad de ambos y el gran trabajo de los actores establece su relación desde la inocencia y el optimismo más chispeante y divertido. Mientras en la segunda aprovechar las barreras que se les presentan como excusa para hablar de los problemas sociales y la opresión de la mujer en su país. Aunque su metraje cercano a las tres horas podría parecer excesivo con este tipo de planteamiento, el gran abanico de situaciones y conflictos que aborda junto con la evolución de la pareja no dejan nunca de aportar elementos dramáticos interesantes sobre unos personajes a los que se ama a primera vista.

Por otro lado en el documental holandés Inside the Chinese Closet (Sophia Luvarà, 2015) lo que se trata es la terrible situación de la comunidad LGBT+. En una sociedad tan tradicional, muchos gays y lesbianas preparan matrimonios falsos para contentar a sus padres y satisfacer convenciones. A partir del día a día de Andy y Cherry se observa la búsqueda de compañeros de crimen para llevar a cabo una mentira que para ellos supone el mal menor, aunque sea haciendo perdurar un concepto de familia y sexualidad obsoletos y manteniendo su identidad oculta en un entorno en el que la vergüenza y la marginación son el riesgo de salir a la luz. Por su contexto social es desde luego un documento estimable, pero se echa en falta un mayor esfuerzo por profundizar en todos los aspectos que propone. Lo que sí retrata con acierto es todo el movimiento subterráneo alrededor de esta industria de matrimonios gay-lesbiana que se arreglan a través de servicios online, buscan hijos a través de madres subrogadas o adopciones ilegales.

Inside the Chinese Closet (Sophia Luvarà, 2015)

Inside the Chinese Closet (Sophia Luvarà, 2015)

El documental Mariupolis (Mantas Kvedaravicius, 2016) sitúa su mirada en la ciudad ucraniana de Mariúpol, en la que rebeldes prorusos y las fuerzas del gobierno ucraniano están en conflicto, mientras se preparan las conmemoraciones del Día de la Victoria de la Segunda Guerra Mundial. Con la búsqueda de espacios que representan la vida cotidiana de sus habitantes y sus costumbres enseña la planta acerera, los preparativos de baile y música, las discusiones de los oriundos. La presencia militar, las escaramuzas y los edificios en ruinas sirven de escenario en el que todo transcurre una conexión a priori imposible de pasado y presente. Una conexión que entreteje la ineludible repetición de la historia delante de la cámara de modo profético, entre lo simulado y lo real de forma sutil y poética, bella y terrible, en una configuración espectral de imágenes que hacen complicado distinguir su situación temporal o su naturaleza.

Mariupolis (Mantas Kvedaravicius, 2016)

Mariupolis (Mantas Kvedaravicius, 2016)

La caída del comunismo y su efecto en las sociedades de los estados que lo experimentaron es una fuente inacabable de inspiración dada su complejidad y dimensión. En Hotel Dallas (Sherng-Lee Huang & Livia Ungur, 2016) se utiliza la gran influencia de la serie Dallas para hablar de la capacidad de la ficción como agente transfigurador de la realidad, los sueños y las esperanzas de la población de Rumanía durante la última etapa. La evasión que en época del comunismo suponía este culebrón resultaba después fallida y pérfida cuando llegaba a materializarse con la euforia del cambio. La narrativa liberadora del capitalismo como solución a todos los problemas y su reflejo distorsionado en la pantalla de televisión se elabora a partir de un continuo experimento entre los sucesos históricos y los elementos metanarrativos, el formato documental, la estética videoclip y el homenaje con la presencia del propio actor Patrick Duffy.

Livia Ungur en Hotel Dallas (Sherng-Lee Huang & Livia Ungur, 2016)

Livia Ungur en Hotel Dallas (Sherng-Lee Huang & Livia Ungur, 2016)

Termina el día con The First, the Last (Bouli Lanners, 2016), en la que dos enamorados discapacitados huyen, dos matones les persiguen y una serie de sucesos e individuos cada vez más turbios se desenvuelven alrededor de un paisaje retratado con una fotografía pálida y opresiva. Ambientada a medio camino de un western moderno y del neo-noir que abraza el humor y da alma a cada uno de sus personajes, la redención y la justicia son los dos temas principales que se exploran en un mundo rebosante de violencia que está a punto de acabarse (o quizá no). La inminencia de la muerte y del castigo son la catarsis necesaria para que sus principales protagonistas decidan actuar sin considerar la cadena de acontecimientos que provocarán a su paso en un viaje de sentido único para superar sus pasados, en un proceso de cambio o destrucción, de arrepentimiento o condena eterna.

David Murgia y Aurore Broutin en The First, the Last (Bouli Lanners, 2016)

David Murgia y Aurore Broutin en The First, the Last (Bouli Lanners, 2016)